26 • junio • 2023

📌 Argentina

Juan José Santillán: “Cada una de estas obras, antes de ser libro, tuvo su historia”

Foto: Leo Vaca

juan jose santillán PH Leo Vaca

Recientemente, Editorial INTeatro publicó dos obras de Juan José Santillán: "El cielo al caer" y "La vida hacia delante", que juntas conforman un nuevo volumen de la colección El País Teatral. Les compartimos la charla con su autor tras el lanzamiento de este material.

“El cielo al caer” y “La vida hacia delante” son dos títulos que generan una contradicción entre un movimiento vertical y horizontal que no ceden nunca. Los dos constituyen una imagen vaga pero potente: la de un cuerpo movido por una fuerza oculta y prodigiosa, un aullido inaudible; con riesgo y coraje, este cuerpo funda una trayectoria en medio del vacío. ¿Quizás sea el vacío indispensable para “entrar en materia”, ese que habilita la escucha y en el que se asienta cualquier proceso creativo? Este nuevo integrante de la colección El País Teatral ya se encuentra disponible para lectura on line y descarga directa desde la web de la Editorial INTeatro.

 

-¿Por qué publicar estos dos textos en un solo volumen?
-Por un lado, tanto El cielo al caer como La vida hacia delante tuvieron recorridos muy distintos y, al mismo tiempo, dan cuenta de escrituras recientes. Ambas fueron estrenadas, y a El cielo… también la dirigí. Por otro lado, estas dos obras marcan instancias concretas de escritura que me interesa plasmar en esta publicación. Todo libro con obras de teatro es un ejercicio de memoria por su condición de registro de algo que sucedió, en funciones, y sin embargo convoca con cada lectura una hipótesis distinta de lo acontecido. La lectura de obras teatrales propone un marco singular para la imaginación: despliega hipótesis de posibles maneras de presentar un material, además de las sonoridades de las palabras y de su singularidad en determinado momento. De todos modos, pienso en la autonomía y potencia, en el sentido de posibilidades abiertas hacia un nuevo encuentro, de un libro con obras de teatro. En este caso, la apuesta es que este material sea una invitación para que los textos sean abordados, intervenidos. Cada una de estas obras, antes de ser libro, tuvo su historia. El cielo al caer es parte del artefacto poético surgido a partir del encuentro con mis compañerxs del grupo Núcleo Silvestre, la actriz Claire Salabelle y el artista sonoro Pablo Reche. Son dos personas que admiro y que estimulan, en varios sentidos, mi escritura para teatro. Sin la materialidad de una gran actriz y la singularidad del trabajo sonoro, vinculado al noise (ruidismo), el acto de escritura hubiese sido distinto. El cielo… es un monólogo sobre una mujer extranjera atravesada por el ruido y los escombros. En un paisaje devastado busca la manera de construir su propio manifiesto de los días por venir. La vida hacia delante, en cambio, tiene otras coordenadas. Fue escrita, sin asistir a ensayos, en el marco de una asistencia técnica en dramaturgia del INT y se estrenó en Río Negro. El texto, finalizado en pandemia, trabaja sobre el agotamiento de varias personas en un frigorífico donde confluyen un Ghostwriter, una empresaria china, una obrera y una guardia de seguridad. Hay un poema que recorre la obra de forma paralela inspirado en un relato que me contó mi madre, quien trabajó como maestra rural en Neuquén, acerca de un crimen religioso que alteró para siempre un paraje cercano a Aluminé. Este relato aparece, de manera distinta, también en El cielo al caer.

-Trabajaste muchos años como crítico y periodista de teatro. ¿Establecés alguna relación entre estas dos prácticas y la escritura teatral?
-Estuve vinculado al periodismo profesional durante más de veinte años y escribí sobre artes escénicas en la redacción de un medio nacional de gran alcance. Recalco esto porque el contexto y el espacio de una redacción tiene sus particularidades, entre ellas, un vínculo particular con el tiempo. No digo que se vuelva más concreto, sino que se aplica sobre la temporalidad diaria una condensación que genera un artificio muy potente. Quizás algo de eso sirva para pensar la escritura teatral, pero no tengo certezas a la hora de relacionar estas prácticas. Es más, diría que entre la escritura periodística sobre teatro y la dramaturgia no existe ninguna relación salvo que son prácticas con una zona temática muy amplia en común. Y la mayoría de las veces, se repelen porque básicamente son dos modos antagónicos de pensar y permanecer en torno al presente. En mi caso, el vínculo que pude construir entre el periodismo y el teatro fue el de adquirir un conocimiento valioso, de primera mano, sobre un período de las artes escénicas contemporáneas.

-Es tu tercer libro publicado por INTeatro (‘Osvaldo Dragún. La huella inquieta’ con Adys González de la Rosa; ‘Ideas como chicles, notas como piedras’ con Rodrigo García y ahora las dos obras). En cada caso, especialmente en este último, abordás de una manera muy singular la disposición de las palabras, de los textos, es decir, de los diferentes elementos que conforman la obra. ¿Pensás la escritura dramática para ser publicada?
-No toda, pero estas dos obras, sí. Con respecto a los criterios de edición fue una propuesta de la editora cubana Adys González de la Rosa que integra Núcleo Silvestre. Ella propuso, a partir de una lectura atenta, la disposición y el uso de tipografías, espacios, tamaños. Por mi parte, escribo lejos de los ensayos y las obras tienen una primera instancia de autonomía como material literario. Es decir, llegan a los actores con una forma y luego, en los ensayos, sucede una práctica boxística: el texto recibe descargas de diferentes intensidades. El cielo al caer tuvo varias versiones, fue escrita para una actriz francesa que siempre me atrae, a nivel poético y expresivo, por la sonoridad de su pasaje entre el castellano y el francés, su lengua materna. El texto final de El cielo… toma esas características y en la publicación tratamos de reflejar algunas formas de su respiración en escena. En La vida hacia delante, en cambio, hay otro planteo tipográfico y espacial entre sus partes porque entran diversos materiales documentales en juego. Entre ellas, la polisomnografía de un niño que sueña un poema sobre un crimen que cambia el sentido de lo real que se pone en juego. Rodrigo García decía que el “libro es un palacio y el teatro, cuadras para animales”. Puede ser. En todo caso, que sea un palacio con las puertas y las ventanas abiertas para ser tomado. ¿Para qué otra cosa podría servir sino?

“El cielo al caer / La vida hacia delante” de Juan José Santillán ya se encuentra disponible para lectura on line y descarga directa desde la web de la Editorial INTeatro.

ACCEDÉ AL LIBRO DESDE ACÁ

22 • julio • 2024

Argentina
El encuentro tuvo lugar el miércoles 17 de julio en la sala de reuniones del Consejo de Dirección en la sede central del Instituto Nacional del Teatro en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, con la participación a distancia de las autoridades de la Sindicatura General de la Nación.

19 • julio • 2024

Argentina
Se encuentra disponible, para conocimiento de la comunidad teatral, el Acta N° 729 con sus respectivos anexos, correspondiente a la reunión del Consejo de Dirección del INT, llevada a cabo el día 16 de julio de 2024.

15 • julio • 2024

Buenos Aires Santa Fe
Del 20 al 23 de junio se realizó en la ciudad de Sunchales, provincia de Santa Fe, el Primer Festival de Teatro Maquinarte, que convocó obras del dramaturgo argentino Pablo Albarello. Allí estuvo Del Borde Teatro, agrupación independiente de la localidad bonaerense de Las Flores con su espectáculo “Pater”.
MAPA-argentina_int

CABA

Buenos Aires

Entre Ríos

Santa Fe

Córdoba

San Luis

San Juan

La Rioja

Catamarca

Tucumán

Salta

Jujuy

Formosa

Chaco

Santiago del Estero

Misiones

Corrientes

La Pampa

Mendoza

Neuquén

Río Negro

Chubut

Santa Cruz

Tierra del Fuego