LLEGÓ

LA FIESTA
NACIONAL

DEL TEATRO

23 • agosto • 2023

📌 Norte Grande

A la búsqueda de un Norte Grande

Texto de Gabriela Borgna, publicado originalmente en Revista Picadero 46: "Teatro en democracia".

DSC03992

Condensar lo acontecido en las artes escénicas en la región NOA a 40 años de la recuperación democrática impone incorporar las miradas de quienes hicieron teatro antes, durante y después de la dictadura.

Las cinco provincias que integran la región desde la perspectiva del INT exhiben al interior de sus territorios similitudes y diferencias acentuadas, solo explicables, aún en este siglo, por los desarrollos desiguales. Basta citar que no todas las universidades de la región cuentan con facultades de arte pero algunas cuentan con profesorados y todas con la materia teatro en la escuela primaria y secundaria. Un logro educativo en democracia, sin duda. Hay que agregar que, durante las décadas previas, estas provincias estuvieron signadas por la migración de sus agentes culturales hacia otros centros de desarrollo teatral, situación que empezó a revertirse en democracia.

Migraciones que determinan, por ejemplo que no sea lo mismo sostener una obra en cartel con la densidad poblacional de San Miguel de Tucumán (1.449.000 habitantes) que en Catamarca donde el último censo marca casi 187.933 almas. A cuatro décadas de avances democráticos, las y los espectadores -destinatarios primeros y últimos de la Ley 24800- siguen siendo la pata renga, en buena parte de la región.

Para la investigadora y docente universitaria de Tucumán, Valeria Mozzoni “se pueden reconocer tres hitos, ya que la dictadura instaurada en el 76 significó un impasse en la actividad por la censura y el cierre sistemático de los espacios de formación y producción. El primero es el de la resistencia con, por ejemplo, Nuestro Teatro de Oscar Quiroga y Rosita Ávila con su ciclo Café Teatral (1974-1980) y el Ciclo Teatro Libre análoga de Teatro Abierto surgido en 1981 en Buenos Aires. El segundo, ya con el retorno a la democracia, tiene lugar con la sistematización y consolidación de los espacios de formación (en 1976 la dictadura cerró en Conservatorio Provincial de Arte Dramático y la Facultad de Artes existe desde 1985), la consolidación del campo teatral por medio del agrupamiento de sus agentes en Dramaturgos Asociados de Tucumán (DRAMAT) y la conquista de derechos a través de la Ley Nacional del Teatro N° 24800 y la Ley Provincial del Teatro N° 7854/06. El tercero, en el actual teatro de posdictadura está dado por la profusión de salas, grupos y la labor dramatúrgica de teatristas locales que interactúan en tres ámbitos principales: el oficial, el universitario y el independiente, con una nutrida producción en la que conviven múltiples poéticas y modos de producción”.

Para José Oscar Kairuz, actor y director santiagueño, de larga participación en el INT, el retorno a la democracia tiene como primer hito “el estreno de Hacha y Quebracho en 1983 de Raúl Dargoltz, un racconto histórico del drama santiagueño con las equivocadas decisiones políticas del siglo XIX, la tragedia del obraje con la explotación del recurso natural forestal, la del hachero y su drama para sobrevivir bajo la opresión del patrón del obraje. Contiene referencias a los gobiernos de facto provincial y nacional como también a Malvinas y cierra en 1983 con la democracia. Obra que fue muy premiada y con innumerables funciones tanto en Argentina como en Venezuela y Colombia, con diversos elencos”, uno de los cuales integró. Y continúa: “con la llegada de la democracia el teatro cambia su dinámica respecto del período anterior de poco teatro, con escasos grupos independientes, muchos resistentes a la dictadura”. Ese cambio de dinámica, a consecuencia de la aparición del INT, produce “una mayor cantidad de grupos independientes y de talleres oficiales, auspiciados por instituciones gubernamentales, a lo que agrega la llegada de grupos desde Buenos Aires con actores reconocidos, y de obras de la región, con el resultado una ‘movida’ interesante en la actividad”. Y de la serie de acciones diseñadas y cogestionadas desde lo local y nacional, Kairuz destaca que “los actores se organizan y forman la Asociación de Actividades Teatrales Independientes de Santiago del Estero (ADATISE) que logró la construcción de su propia sala y la compra, o mantenimiento, de nuevas salas, foros de debates y capacitaciones” que, al integrarse con instituciones municipales y universidades, permiten abarcar todo el territorio provincial.

Para el actor y director de Jujuy Rodolfo Pacheco, “la figura que emerge primero en el teatro en democracia de la provincia es Damián “Tito” Guerra, un autor y director que renovó la dramaturgia provincial”, pensada como expresión de la propia diversidad que se separa progresivamente de las teatralidades porteñas. La escuela provincial de teatro, que lleva su nombre, se fundó en 1999 y capacita desde primera infancia hasta tecnicaturas específicas. Para Pacheco, la irrupción del INT en la escena nacional significó además “primero, el rompimiento del aislamiento histórico que padecía la provincia, con la llegada de elencos de todo el país y la formación permanente de los agentes culturales que ya existían y de los nuevos. En segunda instancia, la aparición creciente de teatralidades que anclan en las diversidades de género, en la revalorización de las etnicidades propias o que reflexionan sobre las atrocidades producidas por la dictadura”. En su criterio, estas teatralidades emergentes son “las nuevas formas del teatro político”.

Hay que recordar, una vez más, que los muñecos de Títeres del Quitupí fueron secuestrados junto con parte del elenco y finalmente recuperados por el recientemente fallecido actor, director y gestor Rubén “Chuña” Iriarte, cuya sala El Pasillo mantiene una muestra permanente de estas marionetas realizadas por el artista plástico Medardo Pantoja. Las políticas públicas del INT han contribuido además a la creación de la RED Mote, un circuito de pequeñas salas en la Quebrada de Humahuaca. De nuevo, una acción territorial que pone en el centro a la ciudadanía de a pie. Cecilia Sutti, actriz, directora, docente e integrante del colectivo de investigación Claudia Bonini (quien fuera la primera representante provincial) sostiene que “a partir del retorno de la democracia, eclosionan en Salta las manifestaciones artísticas, en particular grupalidades teatrales que provocaron la apertura de nuevos espacios escénicos, extendiéndose a barrios, plazas, casas particulares, salones, cárceles, corriendo el eje de lo institucional y sus edificios, lo que generó la democratización de la cultura y el arte, volver a expresarnos en libertad. Nuevos grupos, encuentros de teatro como las tres ediciones de ‘Teatreando’, con elencos de Jujuy, Catamarca, Tucumán y la propia Salta”. Se recupera la idea del Norte Grande y, respecto de las temáticas, “una mirada crítica orientada a recuperar nuestra historia reciente, haciendo visible el genocidio y sus atrocidades, las historias de los y las sobrevivientes, tanto de la represión y tortura, como lo vivido por los soldados, hombres y mujeres de Malvinas, con dramaturgias propias y también de autores de Buenos Aires, en su mayoría, que se representan dándole un tono local”.

Sutti subraya la sanción de la ley provincial 24195 “que implementa la enseñanza de teatro en la educación como materia obligatoria que posibilita la apertura del profesorado de Arte en Teatro, en principio para el nivel medio” de la que ella y Silvia Alday, Rectora del Instituto Superior de Profesorado de Arte, son responsables o que, en 1999, se incluyera “el género Dramaturgia en los concursos literarios provinciales” y, también gracias a la Ley 24800 “la capacitación en algunas ciudades de la provincia, se generan grupos que mantienen y acrecientan la actividad, tal es el caso de El Laberinto y La Suripanta en General Güemes”.

Catamarca tiene un hecho institucional interesante: el Complejo Cultural Urbano Girardi en 1984, por decisión de quien era intendente, Carlos Alberto Varela, creado sobre un antiguo galpón y gracias a la acción, entre otros, de Héctor Pianetti, migrado a Catamarca como parte del exilio interior. Pianetti y otros teatristas locales fueron los impulsores de la creación de la Comedia Municipal, sucedida en paralelo a la sanción de la Ley 24800/97, que se convirtió en el espacio de profesionalización de todo el sistema teatral y cuya sede es el C.C. Urbano Girardi. Tanto este espacio con el Teatro del Sur, también municipal, cuentan con apoyo del INT. Hubo y hay nuevas salas en estos 40 años que, en algunos casos, tuvieron vida efímera por razones diversas entre las que los costos de los espacios y la falta del hábito teatral en la sociedad de a pie, producen un cuello de botella que va saldándose a partir del sistema de capacitaciones y becas.

El sistema teatral catamarqueño, ya en democracia, marca el retorno de actrices como Blanca Gaete, cuya puesta en escena de Rosas de Sal de Jorge Paolantonio es la más representada de la provincia a lo largo de dos décadas. Honrada con el Premio a la Trayectoria del INT en 2020, su reciente deceso se suma a los de Pianetti y Oscar Carrizo, director y maestro de actores. Pero también marca el surgimiento de nuevos autores como Alberto Moreno, cuya obra dramática suele ser publicada por la editorial INTeatro y seleccionada por el Teatro Nacional Cervantes o de directores como Lucas Salas; la creciente afirmación de mujeres autoras o directoras de escena como Marité Pompei, Silvia Búcari, Nora Ahumada, Carla Acosta, Roxana Castro o Luciana Jerez; el desarrollo incipiente de artes circenses y una consolidación de elencos titiriteros como Chincho Poroto, Ru.Mau.Ri, Los Tortognomos y Javier Salazar, ganador de la última fiesta provincial.

ACCEDÉ A LA REVISTA COMPLETA DESDE ACÁ

11 • abril • 2024

Buenos Aires
Esta edición número 45 de Cuadernos de Picadero presenta una serie de artículos escritos por referentes de diferentes generaciones y latitudes que buscan constituirse como una caja de herramientas a las que echar mano a la hora de empezar a imaginar, escribir, dirigir o producir una obra de teatro para la niñez o la adolescencia. Pasen y lean.

05 • abril • 2024

Argentina
Las inscripciones para participar del encuentro en Mallorca, España, y que cuenta con el apoyo del Programa Iberescena, estarán abiertas hasta el 15 de abril de 2024 inclusive.

04 • abril • 2024

CABA
Esta edición número 45 de Cuadernos de Picadero presenta una serie de artículos escritos por referentes de diferentes generaciones y latitudes que buscan constituirse como una caja de herramientas a las que echar mano a la hora de empezar a imaginar, escribir, dirigir o producir una obra de teatro para la niñez o la adolescencia. Pasen y lean.
MAPA-argentina_int

CABA

Buenos Aires

Entre Ríos

Santa Fe

Córdoba

San Luis

San Juan

La Rioja

Catamarca

Tucumán

Salta

Jujuy

Formosa

Chaco

Santiago del Estero

Misiones

Corrientes

La Pampa

Mendoza

Neuquén

Río Negro

Chubut

Santa Cruz

Tierra del Fuego